Departamento de Pastoral y Acción Social.

Departamento de Pastoral

NUESTRA RAZÓN DE SER

 

Basándonos en el lema institucional de las Escuelas Pías: “Piedad y Letras”, nos sentimos llamados a “evangelizar educando”. Todo educador del centro, asume e intenta transmitir la importancia de los valores cristianos siguiendo las enseñanzas de nuestro fundador, S. José de Calasanz, para transformar la sociedad.

Son los pequeños, la simiente que germinará en un futuro, la que nosotros cuidamos, regamos y abonamos con todo nuestro cariño y dedicación.




Educar. Anunciar. Transformar.


Educar, anunciar y transformar.

Este es el lema elegido por la Escuela Pía para el año jubileo escolapio: en 2017 hará 400 años que se fundó la Congregación Paulina de Clérigos Regulares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pias, y será un año lleno de celebraciones.

Te necesito junto a mi comparte totalmente el trabajar desde esas tres palabras que encabezan el artículo: educar, anunciar y transformar.

Compartimos la imagen y la explicación desde la página scolopi.org

 

Representar el carisma escolapio en un gesto, en una imagen. Este era el reto para desarrollar la imagen que nos acompañará a lo largo de este año tan especial. El concepto “abajamiento”* constituye un elemento central de la pedagogía calasancia. Ponerse a la misma altura, buscar el “tú a tú”, facilitar el diálogo y la interacción con los más pequeños, representado de forma sencilla por un hombre que, agachado, escucha y entra en contacto con el pequeño.
Se trata de un hombre con una cierta edad que quiere representar la experiencia acumulada por la Escuela Pía a lo largo de su historia. Una vocación en continua innovación y crecimiento, pero sin perder su centro: la experiencia del encuentro personal con el pequeño.

*“la strada o via mas breve y mas facil para ser essaltado al propio conoscimiento y deste a los attributos de la misericordia prudencia e infinita patiencia y bondad de Dios, es el abaxarse a dar luz a los niños y en particular a los que son como desamparados de todos, que por ser officio a los ojos del mundo tan baxo y vil, pocos quieren abaxarse a él”, Al P. Gioseppe [Frescio] di Giesù Maria. Napoli